Datos

El IMCO, las universidades y el mapa educativo

Boris Cuapio | 05 December 2014

Hace falta imaginación para ver que los datos que libera el Gobierno Federal sirven para otras cosa que no sea gobernar

Mejora tu escuela es un buen ejemplo: con datos públicos (aunque no abiertos) sugiere cuáles son las mejores opciones educativas de preescolar a bachillerato.Ya sea para inscribir a un niño o para cuestionar la calidad de la educación, esta información puede cambiar el destino de una familia.

Se liberó en el sitio de datos.gob.mx la matrícula cada institución educativa en el país; la lista de licenciaturas y posgrados por universidad; el catálogo de los centros de trabajo. Este es el material necesario para comenzar a estudiar la geografía educativa sin la necesidad de brincar obstáculos para obtener información.También está el link a un estudio económico sobre las distintas profesiones, donde el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) sugiere estudiar una de las carreras mejor remuneradas, y no administración en alguna de sus variantes. El IMCO es también la institución que está detrás de Mejora tu escuela.

Es también el IMCO quien ha demostrado que no es lo mismo un dato público, que un dato abierto, que una historia contada con datos. El proyecto que los lanzó a la prensa nacional fue el estudio de las nóminas de la SEP, disponibles en línea, pero en un formato inútil para el análisis. Ellos se dieron a la tarea de convertir archivos para la “lectura humana” a un formato propio para el análisis computacional. Los descubrimientos fueron fascinantes: salarios escandalosos, planeación deficiente y la existencia de una comunidad de maestros de cien años todavía ejerciendo (y cobrando) en el estado de Hidalgo.

Un proyecto menos conocido del IMCO es el caso de la Ciudad Universitaria de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (pág. 78), en el que se preguntan cuál fue la razón para construir un campus en el desierto, a cuarenta kilómetros del centro de una ciudad que ha dejado de crecer. Su conclusión es la siguiente:

La Ciudad Universitaria juarense es una aberración urbana y un excelente ejemplo de cómo una presunta buena intención […] puede fracasar ante la ausencia de una adecuada visión territorial de una ciudad. El proyecto grandioso de la “Ciudad del Conocimiento” conformada por múltiples universidades se ha quedado en el papel. Lo que Ciudad Juárez necesitaba era un proyecto que le inyectara dinamismo a su centro, no uno que acelerara la dinámica de dispersión que tanto daño le ha hecho. Esta experiencia debe servir de advertencia a otras ciudades del país que no consideran el impacto de la gobernanza territorial en su competitividad y en la calidad de vida de sus habitantes.

Este estudio podría aplicarse a otras universidades, que siguen su expansión sin mayor explicación. Hará falta creatividad para seguir el ejemplo del IMCO.

Con estos datos disponibles, y los distintos ejemplos del IMCO, se antoja un hackathon en el que la UNAM o la UDLAP liberen datos de su administración; o que alguien consiga indicadores como el Índice de Subsidio Total por Alumno de Educación Superior; o de plano que la comunidad se ponga a limpiar las obligaciones de transparencia. Hace falta imaginación para mejorar estas instituciones medievales que siguen fabricando pergaminos y practicando la tonsura entre sus equipos de fútbol.

¿Te interesa que Gobierno Fácil participe en tu proyecto? Di Hola

Comentarios

blog comments powered by Disqus